¿Ataques de ansiedad? La meditación puede ayudarte

 

La meditación puede ayudarte

Que vivimos en un mundo vertiginoso, lleno de compromisos por cumplir y los problemas a resolver no son nuevos para nadie. Con la evolución de la tecnología y especialmente con la llegada de Internet, nuestras mentes tuvieron que cruzar con una enorme cantidad de información a un ritmo casi inhumano hay quienes estaban preparados para lidiar con todo esto, pero la mayoría de las personas se vieron afectadas con la temida ansiedad.


Científicamente hablando, la ansiedad es un estado psíquico natural que es muy útil para alertarnos de un peligro o desafío y nos prepara para enfrentarlos. Sin embargo, se ha definido, especialmente hoy en día, como un estado emocional desagradable acompañada de malestar físico y que, en general, posee una profunda relación con el miedo. Algunos dicen que aquellos que sufren de depresión, por ejemplo, es un individuo que vive mucho del pasado. Sin embargo, los que sufren de ansiedad son todo lo contrario: viven mucho pensando en el futuro. La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que la ansiedad es la segunda condición mental, después de la depresión, con la mayor incidencia de discapacidad en el mundo. Pero lamentablemente, por falta de conocimiento, prejuicio o miedo, la gente tiende a minimizar los efectos de ansiedad y pocos son los que realmente se cuidan: buscan terapia, buscan hábitos más saludables o entran en un tratamiento farmacológico.


¡Atención! No estamos diciendo que todos los que sufren de ansiedad deben tomar medicamentos. Al contrario, estamos aquí precisamente para hablar de una alternativa que es natural, sano, pacífico y que ayudará mucho la vida de las personas que sufren trastornos mentales, especialmente ansiedad y esa alternativa es la meditación.


La meditación es una práctica en la que las personas utilizan diferentes técnicas para hacer que la mente se centre en un objeto, un pensamiento, un mantra, etc. para traer claridad y tranquilidad a la mente que está agitada por un mogollón de pensamientos ansiosos. A pesar de ser un tema muy hablado hoy en día, la meditación es una práctica secular, utilizada incluso en el Antiguo Egipto o por los pueblos mayas, aunque hay una creencia más fuerte en técnicas orientales, como las budistas.


Cierra los ojos e imagina que estás en un lugar que te brinda paz o placer ya que puede ser un buen comienzo. Pero, obviamente, como cualquier ejercicio mental, la meditación requiere prácticas diarias. Existen muchas técnicas y alternativas, pero hay que decir que, para aquellos que nunca han practicado o que están comenzando, consideramos que la meditación guiada puede ser el puntapié inicial perfecto para ingresar al mundo de meditación sin muchas dificultades.


Actualmente, en plataformas digitales como Youtube hay varios videos gratuitos donde puedes encontrar meditaciones guiadas que pueden ser de 3 minutos a 1 hora o más. Es decir, practicarás según tu tiempo. Dos canales que a nosotros nos gusta mucho y queríamos recomendarte es Yoga Mudra, de Raissa Zoccal y la Medita para Despertar, de Fábio Lima. Aparte de eso, hay aplicaciones móviles de meditación que son súper completas y te darán un horario diario en consecuencia con sus necesidades, como: Calm, Zen y Headspace.


Al tomarse un tiempo de tu día para meditar, hace que tu ansiedad reduzca gradualmente, además de mejorar tu concentración y enfoque, aumentando tu nivel de paciencia, disfrutar de un buen equilibrio emocional, desarrollar tu capacidad cognitiva y fortalecer tu sistema inmunológico.