8 razones para incluir el estiramiento en tus rutinas de ejercicios

 

Estiramiento Diario

¿Sabías que, según la Organización Mundial de la Salud, alrededor del 80% de la población mundial desarrollará dolor de espalda en algún momento de sus vidas? Los datos dan miedo, pero reflejan mucho sobre una gran población que todavía es sedentario y no incluye ningún tipo de ejercicio físico en su rutina diaria. Más allá de eso, con el paso de los años, es natural que se produzca una reducción de la fuerza muscular, flexibilidad y equilibrio, factores que influyen directamente en el desarrollo dolor y posibles lesiones. Pero lo que mucha gente no sabe, es que el estiramiento, por inocente que parezca, podría ser clave para revertir esto.


La falta de tiempo y la preocupación exacerbada por la imagen, acaban siendo una de las razones principales por las que el estiramiento es siempre una segunda o tercera opción. ¡Eso que a veces ni siquiera es una opción! La mayoría de la gente desconoce los enormes beneficios del estiramiento y van mucho más allá de simplemente mejorar la flexibilidad.

¿Quieres conocer algunos de ellos? ¡Vamos a enumerarlos para ti!


1) Contribuye al desarrollo de la conciencia corporal;
2) Mejora la calidad del sueño;
3) Ayuda en la evolución del equilibrio muscular, ayudando también a corregir la postura;
4) Previene dolores y lesiones;
5) Disminuye las tensiones musculares;
6) Proporciona relajación;
7) Activa la circulación sanguínea;
8) Ayuda con la flexibilidad muscular y el rango de movimiento.


Cualquiera, pero cualquiera DE VERDAD, puede hacer ejercicios de estiramiento. Así que no hay excusas baratas. Sea con mayor o menor predisposición a esta actividad, lo importante es realmente comenzar y dar la oportunidad a esta actividad que tantos beneficios aporta a quienes la practican. Pero una cosa muy importante: para los principiantes, lo ideal es que la intensidad de los ejercicios sea baja y que siempre se respeten las limitaciones de las articulaciones individuales. El estiramiento se puede hacer a diario sin ningún problema. De hecho, es bastante común que los estiramientos se realicen antes o después de otras actividades, como correr, entrenar con pesas, caminar, nadar, hacer yoga, andar en bicicleta, etc. Hacerlo antes o después de entrenar, en realidad no importa, los beneficios son los mismos.


¿Quieres practicar el estiramiento a diario pero no sabes por dónde empezar?
Una muy buena alternativa para empezar es tomar clases de estiramientos. Esta modalidad te va a ayudar a estirar todo tu cuerpo y realmente dedicar un momento de tu día con la práctica, donde tendrás la oportunidad de trabajar tanto la mente como el cuerpo. Al fin y al cabo, quienes se estiran tienen más probabilidades de poder relajarse y reducir el estrés causado por la prisa de la vida diaria. Experimentar una clase puede ser una experiencia diferente y sorprendente. Al final de la clase ya puedes sentir algunos beneficios, como por ejemplo, la sensación de relajación, bienestar, alivio del dolor, sensación de mejora de la postura corporal y libertad articular.